AYUDA PARA LOS UNIVERSITARIOS

Agosto está a la vuelta de la esquina, y para muchos jóvenes de todo el país, es hora de pasar a tu primer año de universidad o regresar al campus mientras trabajas para terminar tu carrera.

Ya sea que se mude a un dormitorio por primera vez o que regrese a su ciudad universitaria, empacar todas sus pertenencias puede ser complicado si tiene poco espacio. Como alguien que se mudó de un lado a otro de la universidad a casa durante cuatro años consecutivos, he recogido varios consejos y trucos que podrían hacer que su próximo paso a la escuela sea más manejable y eficiente.

¡Usa esta guía para prepararte para tu regreso a la universidad este otoño!

Compre lo esencial más tarde: para ahorrar espacio, compre algunos artículos una vez que llegue a la universidad. Esto le ahorrará espacio para empacar otras pertenencias que es esencial llevar. Nadie debería tener que elegir entre empacar su suéter favorito o tener artículos de tocador.

Envuelva objetos frágiles: mientras se mueve con objetos frágiles, envuélvalos con plástico de burbujas, paños de cocina o mantas antes de empacar para asegurarse de que estén protegidos contra posibles daños. El uso de pertenencias como toallas y mantas ayudará a ahorrar espacio al tiempo que proporciona amortiguación y estos son elementos que debe empacar de todos modos.

Guarde las cajas: al desempacar, guarde las cajas en las que entran algunas de sus pertenencias (como ventiladores, impresoras, etc.). Descomponga y guárdelas debajo de su cama o en su armario para que estén fuera del camino durante el año escolar. Cuando llegue el momento de mudarse, tendrá las cajas para empacar sus artículos nuevamente.

No traiga todo: uno de los errores más comunes que cometen los estudiantes al regresar a la escuela es empacar demasiado. Empacar en exceso puede hacer que la mudanza sea aún más difícil si no cabe en su automóvil, dormitorio nuevo o departamento. Comience por traer lo básico y luego descubra qué más le gustaría o necesita traer después de desempacar.

Utilice espacios: sea creativo en cómo empacar para aprovechar al máximo el espacio disponible. Empacar cosas en espacios como botes de basura y cajones vacíos ahorrará espacio y le dará la oportunidad de traer más de sus artículos favoritos.

No olvides estos elementos esenciales.

Dos toallas: si una todavía está húmeda de una ducha anterior o si no puede encontrar tiempo para lavar la ropa todas las semanas, es bueno tener una toalla de respaldo en momentos de necesidad.

Un carrito de la ducha: esto es útil si comparte un baño, ya que le permite transportar fácilmente todos sus artículos de tocador cuando los necesite.

Chanclas: esto también es útil para situaciones de baño compartido. Aunque puede parecer extraño bañarse con zapatos, es mucho más higiénico que no tenerlos.

 

Ventilador: es perfecto para cuando no tienes control sobre la temperatura de tu habitación. También es útil crear ruido blanco si tienes el sueño ligero.

Organizar bastidores y cajones: la mayoría de los dormitorios no ofrecen mucho espacio de almacenamiento para los estudiantes, por lo que es genial tenerlos. Esto le dará más espacio para ropa y útiles escolares, mientras mantiene su habitación más organizada.

Organizador de zapatos de bolsillo: ya sea que se coloque detrás de una puerta o en un armario, esta es una herramienta de organización útil que facilitará la vida. Los bolsillos se pueden usar para guardar zapatos, artículos de limpieza o lo que usted decida.