Ayuda para los Niños

El cambio puede ser difícil para cualquiera, y especialmente difícil para los niños porque pueden tener problemas para comprender la situación. Mudarse es un evento de la vida que puede ser difícil, confuso y abrumador. No importa la distancia o el motivo de su mudanza, aquí hay varios consejos y trucos para facilitar la transición a su nuevo hogar para toda la familia.

Explica la situación

Presente el concepto – Presente suavemente la idea de mudarse a sus hijos con anticipación. Esto les dará tiempo para procesar lo que significa moverse y por qué. No dar suficiente tiempo entre decirles y el movimiento puede conducir a una situación estresante.

Aliente las preguntas: si esta es la primera vez que su hijo se muda, es posible que no comprendan completamente el proceso. Dales el ambiente para que sientan que pueden hacer preguntas libremente. Esto hará que la situación sea menos intimidante ya que reducirá el aspecto desconocido de la experiencia.

Tranquilícelos: lo desconocido puede dar miedo y mientras su vida está cambiando, sus hijos necesitarán esa tranquilidad. Si sus hijos tienen dudas, asegúrese de reiterarles que las cosas estarán bien.

Visite el nuevo hogar: si se muda a un área cercana, lleve a sus hijos al nuevo hogar para una visita. Explore sus parques locales y lugares divertidos. Esto los ayudará a sentirse cómodos y tal vez incluso entusiasmados con su nuevo hogar y comunidad, ya que lo ven de antemano.

Involucrarlos en el proceso.

Asigne tareas pequeñas: dejar que sean parte del proceso facilitará que se sientan cómodos con el concepto de movimiento. Algunas tareas incluyen:

Empacando sus juguetes y pertenencias

Etiquetado y decoración de cajas

Verificar espacios pequeños alrededor de la casa para asegurarse de que todo esté lleno

Crear tarjetas de agradecimiento para los motores

Distraer mascotas en otras habitaciones cuando hay mudanzas

Presentaciones: cuando los motores lleguen el día de su mudanza, presénteles a sus hijos quién ayudará y cómo hacen su trabajo. Haga que se sientan cómodos con la situación y los motores para que no sea tan intimidante.

Haz que la experiencia sea divertida

Haga que empacar sea un juego: esto ayudará a los niños a sentirse cómodos con la idea de empacar sus pertenencias, ¡al mismo tiempo que lo hace divertido! Hacerlo también te dejará con menos para empacar.

Decore una nueva habitación: deje que su hijo elija cómo quiere decorar su nueva habitación. Esto podría incluir la pintura en las paredes, ropa de cama nueva o decoraciones de pared. La personalización de la nueva habitación los entusiasmará por su nuevo espacio y los hará sentir más cómodos.

Organice una fiesta: ya sea con vecinos, miembros de la familia o solo las personas de su hogar, celebrar una fiesta de despedida es otra forma de hacer que la mudanza sea emocionante. Hacer que la experiencia sea lo más divertida y positiva posible hará que sea más fácil para todos en su familia.

Conviértalo en una aventura: en su viaje a su nuevo hogar, conviértalo en una aventura. Hacer paradas en boxes para tomar refrigerios o hacer un poco de turismo en el camino ayudará a que la experiencia sea positiva.

Sea un turista: si se muda a una nueva ciudad, primero sea un turista en el área. Esto ayudará a que sus hijos se sientan cómodos con la nueva ciudad y su entorno, al tiempo que se divierten explorando cosas nuevas.

Crear con cajas: cuando haya terminado con las cajas móviles, sus hijos pueden usarlas para crear una variedad de cosas. Esta divertida actividad es una excelente manera de completar un movimiento.